viernes, 2 de octubre de 2009

Dulce tentación



Se le ofrece a unos niños la posibilidad de comer una golosina ahora, o dos si esperan 15 eternos minutos sin comerse la primera... ¿la autodisciplina o la habilidad para retrasar la recompensa como clave del éxito? ¿beneficios de reprimir los instintos? ¿ventajas de la contención? ¿qué diría Punset sobre el tema? ¿quién mató a Laura Palmer? ¿se seguirán llevando los leggins la próxima temporada? aingh, las dudas me asolan.

Yo solo sé que antes de que cerrasen la puerta, yo ya me habría comido hasta la silla.

Así me va.


Buen fin de semana!!

6 comentarios:

El mejor profeta del futuro es el pasado dijo...

Que bueno! el pobre rubito no aguantó más y cuando le dan las dos se las come del tirón... me la parto! jeje

Igor dijo...

Precisamente conocí este experimento a través de un programa de Punset que hablaba sobre el secreto de la felicidad. Me pareció muy interesante cómo un niño-a de muy poca edad es capaz de poner en marcha herramientas y recursos personales, como por ejemplo intentar distraer su atención con respecto al objeto deseado (en este caso el dulce), mirando a otro lado, cantando, etc., para controlar sus impulsos teniendo el objetivo claro de alcanzar la mayor recompensa (dos dulces). La conclusión del experimento era que los niños-as que muestran esas habilidades tienen más papeletas de adultos para alcanzar el éxito y la felicidad.

Alabinbonban dijo...

Sí, al parecer se hizo el mismo experimento hace unos 40 años para ver la relación entre la práctica de la autodisciplina y la capacidad de retrasar la recompensa, y con el paso del tiempo comprobaron que un gran porcentaje de los niños que no se habían podido contener, mostraban altos índices de fracaso escolar, laboral o personal.

Si es así, el rubito llegará lejos, pero de los nervios!!

Javier López dijo...

Lo confieso, soy uno de esos padres que ha maltratado a su hijo con este tipo de pruebas sadomasos.
La conocí en aquel bestseller de "Inteligencia emocional".
La relación entre el ejercicio y sus vivencias académico-profesionales no la confirmaré hasta pasadas unas décadas.
Habrá que esperar.

Alabinbonban dijo...

Bueno Javier, quedamos en alabinbonban en el 2039 y nos cuentas, que punset nos visita a diario y seguro que le encantará conocer tus resultados!

Marta dijo...

Pobrecitos míos, jajaja. pa' comérselos. La que lo tuvo más claro: la pelirrojita...ella pa' qué va a esperar...jajaja.