lunes, 12 de enero de 2009

Robin Hoods en el Carrefour


He encontrado este artículo en elpaís.com después de haber escuchado sobre el tema en La2 Noticias. En Francia, un grupo de Robin Hoods del siglo XXI, cambian flechas por carritos de supermercado y sustituyen el escenario del bosque de Sherwood por los supermercados del país. Todo por remover conciencias y alimentar estómagos hambrientos. 

En pleno cabreo con el proceso de Bolonia y las revueltas griegas, todo apunta a que este 2009 será el año del resurgir de las revueltas sociales. La sombra palpable de esta crisis globalizada se cierne sobre nosotros, aunque a día de hoy apenas se vislumbren pequeñas y desperdigadas respuestas locales. Pero de lo nuevo, de la búsqueda de una alternativa frente al capitalismo, no se oye ni pío. Nada nuevo bajo el sol. En fin, aquí tienes la noticia:

No son terroristas. Pero tampoco respetan la ley. Pertenecen a un grupo de nombre complicado: Movimiento de Parados y Precarios en Lucha. Y últimamente han adquirido cierto renombre en Francia tras haber actuado estas navidades en los grandes almacenes Lafayette, en Rennes, y en dos Monoprix de Nantes y del centro de París.

Su método es simple: se citan un grupo (preferiblemente numeroso) en un supermercado grande (preferiblemente en hora punta, lleno de gente). Abarrotan los carritos o las cestas de productos básicos y a la hora de pagar acuden en masa a las cajeras y se niegan a soltar un euro. Discuten con el gerente del establecimiento, argumentan que la comida no es para ellos, sino para grupos de parados o de personas sin recursos. Mientras tanto, paralizan la cola, con lo que la clientela que aguarda se impacienta (y el gerente más, que ve peligrar el negocio). Al final, les dejan ir con el producto gratis para no complicar las cosas, sin llamar a la policía.

En París ocurrió el 31 de diciembre, en el Monoprix del Fauburg Saint-Honoré. Fue el golpe más audaz. Acudió una cincuentena de activistas. Llenaron 13 carritos de bolsas de arroz, de botellas de aceite, de leche, latas de atún y de tomate; pero también de foie-gras, de salmón ahumado y de botellas de champán, productos típicos de cualquier cena de Nochevieja en Francia. Después se presentaron de golpe todos en la zona de las cajas y las bloquearon al negarse a pagar. Discutieron con el encargado y los empleados durante unos minutos. Todo duró media hora. "El centro accedió para que la situación no degenerara en un día de fiesta", explicó un portavoz de Monoprix al periódico Libération.Después, según asegura el colectivo, repartieron todos los productos, incluido el foie-gras y el champán entre personas paradas, inmigrantes sin papeles de un barrio de París.

"Las campañas de movilización por los derechos sociales ya no funcionan, y por eso hay que buscar formas de solidaridad más concretas, sobre todo ahora con la crisis y la degeneración de las condiciones de vida y de trabajo", explicaba a ese mismo periódico francés uno de los participantes en la acción sin decir su nombre. Algunos los han bautizado como los Robin Hood de los supermercados. Ellos mismos utilizan palabras de muchas sílabas para describir sus acciones: "autodefensa social", "autodistribución"...

Para Monoprix, que cifró en casi 5.000 euros el precio del producto escamoteado, el único calificativo que tienen es el de ladrones y su actuación, el de atraco.

Da la impresión de que no pararán aquí: en un comunicado colocado en su página web, este colectivo defiende su postura y añade: "La autodistribución es algo tradicional en los movimientos de lucha de parados y trabajadores precarios y pedimos que se desarrolle ahora, en este año que se anuncia rico en revueltas".

Actualizo, tras el comentario que me dejó Jesús del blog Almatroque, y os pongo el enlace a la noticia completa aquí. (¿a que disimulo super bien la euforia?...)

Escucho Sir Duke de Stevie Wonder

1 comentario:

Blooguers de ALMATROQUE dijo...

Hola he estado buscando el enlace en el País y no he podido encontrarlo. Podrías ayudarme.

Yo también escuche la noticia ayer, y en toda la red sólo he encontrado tu blog y otro que se hiciesen eco de este suceso.

Gracias.
JEsús

almatroque.wordpress.com